Cómo ponerse morena“, tecleas en google en busca de respuestas…Y es que ese tono bronceado que tanto nos gusta nos sienta genial. A lo largo de este artículo vamos a ver cómo el aceite de coco puede ayudarte en tu propósito de ponerte morena aunque seas muy blanco de piel, al mismo tiempo que te proteges del sol, ¿comenzamos?

 

¿Por qué nos ponemos morenos?

 

ponerte moreno

Antes de meternos en materia, tienes que saber que el bronceado no es más que un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo para protegernos de las radiaciones ultravioletas, que pueden resultar dañinas para nuestra piel.

Nuestra piel se defiende fabricando melanina, que es un pigmento con tonos pardos oscuros producida por los melanocitos, que se encuentran en las capas más inferiores de la piel.

 

Las propiedades químicas que posee la melanina la convierte en un fotoprotector muy eficaz. Absorbe la radiación solar nociva y la transforma en energía en forma de calor, totalmente inofensiva. Si bien, dada la cantidad de radiación a la que estamos expuestas, es necesario siempre utilizar protección solar. Por regla general, la melanina es capaz de protegernos durante máximo 10 minutos. A lo largo de este artículo vamos a ver cómo ponerse morena sin quemarse.

 

¿De piel morena o de piel blanca?

 

A lo mejor te preguntas porque tu amiga se pone morena en un día y tú eres capaz de volver de vacaciones más blanca de lo que empezaste.  Todo se debe al número de melanocitos que hay en nuestra piel: cuánto más melanocitos, más oscuro es el tono de piel y más facilidad tiene la persona para ponerse morena.

¿Eres de muchos o pocos melanocitos? Yo creo que los he ido perdiendo según voy cumpliendo años. Eso sí, utilizo el aceite de coco para hidratar mi piel y al mismo tiempo que paseo a mi amigo peludo me tomo un baño de vitamina d matinal que me sienta genial y así voy cogiendo algo de color.

 

Consigue el mejor aceite de coco para hidratar y broncear tu piel

 

 

¿Cómo funcionan las cremas solares?

 

Prácticamente todo el mundo se ha quemado alguna vez en la vida, aunque hayas extremado las precauciones, ¿tú no? ¡Felicidades! aunque no cantes victoria y sigue cuidándote tanto o más como hasta ahora, porque quemarse la piel es relativamente fácil. Por eso, es muy importante que 30 minutos antes de la exposición solar extiendes una capa de crema solar por todo el cuerpo y repitas esta misma acción cada dos horas como mucho, mejor si es menos. Para entender cómo funcionan los protectores solares es necesario entender que se dividen en dos tipos:

 

  • Protectores solares químico u orgánicos: son las cremas solares que son absorbidas por la piel. Están compuestos por componente sintéticos, que una vez absorbidos, reciben la radiación solar, la asimilan y la transforman en otro tipo de energía no dañina para nuestro cuerpo. Según su capacidad de absorción reciben una puntuación de Factor de Protección Solar (FPS) más alta o menor.

 

  • Protectores solares físicos, inorgánicos o minerales: en vez de absorber la radiación, estas cremas solares la repelen. Actúan, por tanto, como una pantalla protectora. La desventaja es que al ser más densos dejan un halo blanquecino sobre la piel, ya que no son absorbidos. La ventaja es que no causan reacciones alérgicas.

 

Por lo general, los protectores solares son una mezcla de ambos, ya que ninguno de los dos nos protege al completo del espectro de radiación UV-A y B.

 

¿Qué es el FPS y cómo funciona?

 

El factor de protección solar nos indica el tiempo máximo que puede estar una persona expuesta al sol sin quemarse o sin tener que volver a aplicarse crema solar.

 

El tiempo depende de cada tipo de piel, aunque por norma general la protección natural promedio es de 10 minutos.

como ponerse morena

 

Conociendo este dato, lo que hay que hacer es multiplicar el fps de la crema solar por 10 minutos. Así, si tu crema es de FPS 30, al multiplicarlo por 10 resulta 300 minutos, que es el tiempo que puedes estar sin volver a aplicar el protector solar.

 

Falsa creencia: Muchas personas piensan que el FPS 50 protege más que el de 15 y no es así, protegen por igual, lo que les diferencia es el tiempo que nos mantiene protegidos.

 

Cómo ponerse morena

 

¡Qué gran aliado nos hemos buscado! Para empezar, el aceite de coco es un bronceador 100% natural, frente a los componentes químicos que llevan las cremas solares incluso de renombre. Aquí no hay parabens ni otros ingredientes, que al mismo tiempo que nos protegen de los rayos UV, ocasionan efectos secundarios. Eso sí, de todos los tipos de aceite de coco que existen, escoge siempre el aceite de coco virgen extra u orgánico.

Debido a que el coco es humectante, ayuda a que la piel permanezca bien hidratada, evitando que se seque y se arrugue. Además, se absorbe muy rápido y estimula la capa productora de melanina, reduciendo el tiempo para ponerte morena (¡trucazo!); y a diferencia de otras cremas solares no bloquea la vitamina D, esencial para el perfecto funcionamiento de nuestro organismo.

Es cierto que un tono moreno queda coconudo, pero no olvides que SIEMPRE lo más importante es la salud. Ya sabéis que soy una enamorada del aceite de coco, y aunque nutre, hidrata y es la caña,  con el sol no hay que jugarsela.

Si utilizáis aceite de coco nunca debéis superar el tiempo máximo de exposición que vuestro cuerpo es capaz de protegeros de los rayos UV (dijimos que de media era 10 minutos) Podéis aprovechar y hacer cortos baños de sol para conseguir un bonito bronceado con el aceite de coco al mismo tiempo que asimiláis vitamina D y después ¡recogida!. A echarse crema solar, taparse con algo ligero y permanecer en la sombra por 30 minutos, que es lo que tarda de media en actuar las cremas solares.

 

ponerse moreno sin quemarse

 

La salud y la belleza deben ir de la mano. Ponerse morena es guay, pero es mejor todavía no sufrir quemaduras, rojeces, ni exponer a tu piel a enfermedades más graves. Además, como hemos visto ambos objetivos son compatibles, así que, ¿por qué no cumplirlos?

Este verano y siempre, mucho cuidado con el sol. Elige el protector solar con el que más a gusto te sientas, el nivel de protección que necesitas según tu tipo de piel, reaplica la crema cuando sea necesario y en vez de estar en la playa vuelta y vuelta…¡mueve el cuerpo serrano! Los paseos por la orilla de la playa y unos buenos baños te mantendrán estupenda.

 

En este post he intentado responder a cómo ponerse morena dando un breve repaso a conceptos básicos que nos ayudan a entender cómo funciona nuestro organismo y cómo responde a la exposición solar. Como hemos visto el aceite de coco nos ayuda a la hora de coger tono moreno aunque seamos muy blancos e incluso aunque estemos en invierno, y además es perfecto para tomar vitamina D ¡todo son ventajas!

 

¿Has utilizado alguna vez aceite de coco para acelerar el bronceado? ¿Qué tal te ha ido? ¿Utilizas algún protector con aceite de coco? ¡Cuéntanos tu experiencia!

¡MUCHAS GRACIAS POR VISITARNOS!

¡MUCHAS GRACIAS POR VISITARNOS!

 

Suscríbete a nuestro blog

¡Disfruta tu EBOOK CON 7 RECETAS COCONUDAS!

 

 

 

¡Estás un pasito más cerca de hacerte coconuda! Mira en tu bandeja de entrada :)